Camiones a escala 

Hay 64 productos.

Todos nos hemos cruzado con un camión en la carretera y hemos pensado que grande es, qué largo, qué alto, quién lo conducirá, a dónde ira, mil una preguntas qué llenan nuestra imaginación.

Son muchas las mercancías transportadas por estos monstruos de la carretera, las que nos hacen cada día más fácil nuestra vida.

Un camión hace empequeñecer en...

Todos nos hemos cruzado con un camión en la carretera y hemos pensado que grande es, qué largo, qué alto, quién lo conducirá, a dónde ira, mil una preguntas qué llenan nuestra imaginación.

Son muchas las mercancías transportadas por estos monstruos de la carretera, las que nos hacen cada día más fácil nuestra vida.

Un camión hace empequeñecer en la carretera a un coche, su tamaño es muchas veces mayor.

Ahora Selegna Juguetes, acerca este mundo a los coleccionista, a los amantes de estos camiones, es decir el mundo de los camiones a escala, el mundo de las replicas de los pequeños y grandes camiones.

Un camión hace empequeñecer a un coche, su tamaño es muchas veces mayor, pero en miniatura estas diferencias se acercan al reducir proporcionalmente los modelos.

Desde nuestra página podrá acceder a muchos modelos en miniatura y camiones a escala, de camiones de todos los tipos y características.

Podrá ver muchas marcas de los fabricantes de vehículos, como Man, Iveco, Ford, Renault, etc, como así mismo los mejores fabricantes de estos modelos de camiones a escala.

Para coleccionar, regalar etc. todas las opciones son compatibles, disfrute de su maqueta a escala o haga disfrutar a otros con un regalo inolvidable.

Los camiones europeos o los americanos o de otras partes del mundo.

Desde los pequeños camiones a grandes trailers a escala, de los camiones de transporte a los camiones de obras.

También esos camiones “bañera”, hasta los contenedores cerrados, las replicas de camiones de obras y servicios, todo lo podrá encontrar en nuestra web.

Podrá coleccionar varios modelos o regalar el modelo a una persona querida.

Recuerde que no podemos llevar a su casa un camión real, pero podemos hacerle llegar un camión a escala, una replica del original que circula por las carreteras, con todo lujo de detalles estas miniatura no dejan indiferentes a nadie.

[Leer Más]

Subcategorías  

Dodge

1901 – La primera fábrica Dodge

Una bicicleta fue el primer vehículo construido por los hermanos Horace y John Dodge. En 1901, fundaron su primera fábrica en Detroit y, dos años después en 1903, ya suministraban piezas a la Ford pero esta vez como fabricantes los motores.

Fue a partir de ese momento cuando empezaron a cosechar los primeros éxitos, con éstos surgieron las diferencias y los problemas.

La alianza con Ford y los diferetes puntos de vista

Después de su alianza con Henry Ford, que adquirió el 25% de las acciones, los Dodge se inclinaron por la construcción de un modelo de lujo y alto precio, mientras que Ford buscaba exactamente lo contrario, es decir un coche muy sencillo y popular, y sobre todo barato. La idea principal de Ford era que, si fabricaba coches en serie, los costes de producción se reducirían notablemente, lo cual contribuiría a bajar también el precio de venta en la calle, circunstancia que haría aumentar la demanda, el mercado y las ganancias.

Las diferencias acabaron siendo tan graves que Ford optó por comprar el 58 % de las acciones de los hermanos Dodge, dejando a los Dodge en minoría y lanzó por fin, a principios de 1908, la primera serie de su flamante Ford-T a un precio único y revolucionario en el mercado, 500 $, bastante bajo en comparación con los 2.000 $ que costaba un coche medio en aquella época.

1914 – El primer Dodge

Paralelamente a su desafortunada alianza con Henry Ford en la "Ford Motor Company", los Dodge siguen su camino. El primer coche construido por los hermanos Dodge llegó en 1914 y su nombre fue “Old Betsy” inmediatamente después de su lanzamiento se convirtió en un éxito; la popularidad de los vehículos de esta marca continuó creciendo y a mediados de 1925, un millón de estos coches ya circulaban por las carreteras.

1919 – Sentencia favorable a los Hermanos Dodge

En 1919, Henry Ford fue obligado por un juez a repartir beneficios entre sus socios minoritarios, entre ellos los hermanos Dodge, los cuales le acusaron de no querer repartir los beneficios de la empresa e invertirlos siempre en la fabricación de más coches, por lo que Henry Ford, en una contraofensiva financiera brutal y expeditiva, optó por comprar todas las acciones (por un valor de más de 100 millones de dólares) para hacerse con el control absoluto de la Ford Motor Company.

1920 – Fallecen los hermanos Dodge

La empresa de los Hermanos Dodge pasa a manos de un banquero.

1928 – Chrysler compra la Dodge

Chrysler manifiesta su interés por la adquisición de la empresa de los Hermanos Dodge Inc., fallecidos en 1920. Chrysler se instala, junto con el banquero propietario de Dodge, cinco días en un hotel neoyorquino para negociar el traspaso.

Finalmente y por la cantidad de 225 millones de dólares, la empresa Dodge cambia en 1928 de propietario. Dentro del grupo Chrysler se mantiene el nombre de la marca Dodge.

A partir de ese momento será la Corporación Chrysler la que comercializará automóviles con esa marca.

Ford

Los comienzos 

Henry Ford nació el 30 de julio de 1863 en Springwells Township, condado de Wayne, Michigan. Fue el mayor de los seis hijos de William Ford y Mary Litogot. 

Su padre, oriundo de Irlanda, había llegado a América en 1847 dedicándose a la agricultura. Henry concurrió a la escuela de Dearborn y nunca demostró demasiado interés en el estudio ni en las labores agrícolas, si en cambio en todo lo que tuviera que ver con la mecánica. 

A los 15 años construyó su primer motor de vapor y al poco tiempo se empleó como aprendiz de mecánico en Detroit, primero en los talleres de James F. Flower and Bros y luego en la Dry Dock Co. 


Completado su aprendizaje, en 1882 se convirtió en representante y mecánico de Westinghouse reparando motores agrícolas a vapor. En 1888 se casó con Clara Jane Bryant y de ese matrimonio nació su hijo Edsel en 1893. 

En julio de 1891 consiguió un empleo en la Edison Illuminating Company of Detroit, al tiempo que en sus ratos libres construía en el lavadero de su casa de Bagley Avenue 58 de Detroit, su primer motor de gasolina de ciclo Otto, que estuvo finalizado tres años mas tarde. En 1896 Henry aplicó ese motor a un cuadriciclo, constituyéndose en el primer automóvil que circulo por las calles de Detroit. 

El 19 de agosto de 1899, Ford dejó su empleo en la Edison y fundó junto a otros socios, la Detroit Automobile Company de la que fue director técnico, pero la compañía quebró un año y medio después. 

Este fracaso no fue obstáculo para que Henry Ford siguiera fabricando automóviles, aunque artesanalmente. De esa época se recuerdan un dos cilindros de competición con el que se impuso al campeón de la época, Alexander Winton y los dos enormes cuatro cilindros denominados "999" y "Yellow Arrow". El "999" ganó el Diamond Trophy conducido por Barnet Oldfield constituyendo un éxito personal de Ford que lo lanzó definitivamente al mundo del automóvil.
 


El "T", llave del éxito 

El primer vehículo fue producido el 1º de octubre de 1908 y la popularidad que alcanzó se demuestra en los más de 5.000 accesorios ofrecidos para el Ford "T" por abastece-dores privados. Ford superó muy bien los problemas planteados por el éxito logrado, desde la organización de la red de concesionarios y de servicios de asistencia mecánica, hasta la de las campañas publicitarias, muy diferentes de las utilizadas para promocionar modelos producidos en menores cantidades. Por ejemplo, en 1914 la empresa se comprometió a reembolsar a cada comprador 50 dólares si la cantidad de unidades vendidas durante ese ejercicio superaba las 300.000. Por supuesto que Ford tuvo que hacer los pagos. 

También en 1914 Ford implantó la jornada de trabajo de ocho horas abonando 5 dólares diarios, reemplazando de esa forma la tradicional cifra de 2,34 dólares por nueve horas diarias. 

El 7 de octubre de 1913 se produjo un hecho trascendental en la historia de la industria automovilística. En la nueva planta instalada en Higland Park, Michigan, Ford inauguró la primera línea de montaje de automóviles. Esto redujo los tiempos de fabricación de 12 horas a sólo 1 hora y media por unidad, aumentando de esa forma la productividad con una mejor utilización de las instalaciones. 


La cadena de montaje instituida por Ford en 1911 y que revolucionó la industria del automóvil 

La evolución del modelo "T" fue paralela a la evolución de la compañía. Durante 1917 comenzó la fabricación de tractores y camiones y se produjo el nacimiento de Henry Ford Il, hijo de Edsel. En 1919, Henry Ford adquirió el resto de las acciones que estaban en poder de sus socios a nombre de su hijo Edsel, quien se hizo cargo de la presidencia de la sociedad. De esa forma, la familia Ford asumió el control total de la compañía. 

Por ocho millones de dólares, la Ford absorbió en 1922 la Lincoln Motor Company. Esta empresa había sido creada en 1920 por Henry Leland, uno de los doce fundadores de la Ford y como consecuencia de esta adquisición Ford pudo disponer de una línea de modelos de lujo que hasta aquel momento faltaba en su producción.
 

Gmc

GMC CCKW era un vehículo de la línea de camiones de 2,5 toneladas, de tracción 6x6, fabricado para uso militar por la General Motors (GMC), en Detroit, Michigan, Estados Unidos.

Desde 1941 hasta 1945 se fabricaron 800 000 unidades de este modelo de camión de la GMC, en 58 versiones diferentes. 145 000 de estos camiones fueron fabricados por Studebaker. Se usaron por los Aliados en la Segunda Guerra Mundial y también en la guerra de Corea. Estuvieron también en servicio en la Unión Soviética, China y Taiwán, y en algunos países como Filipinas, Taiwán y Noruega fueron utilizados hasta la década de 1990.

El motor era un seis cilindros en línea, de 4,5 litros, que entregaba 103 caballos de fuerza a 3200 rpm. La caja de velocidades tenía 5 velocidades en alta y 5 velocidades en baja. La potencia del motor se distribuía en tres ejes (6x6), a través de una caja de transmisión. La transmisión tenía alta y baja. El eje delantero se podía desconectar cuando no era necesario su uso. La velocidad máxima era de 72 km/h. La medida de los neumáticos era de 7,50 x 20.

En la Segunda Guerra Mundial se los llamaba "Jimmy".

 

Iveco

Iveco es una compañía de CNH Industrial​ que diseña, fabrica y comercializa una amplia gama de vehículos comerciales livianos, medianos y pesados, camiones todo terreno, ómnibus urbanos e interurbanos y prepara unidades para diversas aplicaciones tales como autobombas, misiones fuera de ruta, defensa y protección civil.

Iveco emplea a 25.000 personas y cuenta con 24 unidades de producción en 11 países, donde utiliza avanzadas tecnologías desarrolladas en sus 6 centros de investigación. Además de operar en Europa, Iveco cuenta con filiales en China, Rusia, Australia y América Latina. Alrededor de 5000 puntos de venta y posventa en más de 160 países garantizan soporte técnico donde sea que un vehículo Iveco se encuentre trabajando.  ​

Leyland

Leyland tiene una historia larga y distinguida que se inicia en 1896, cuando James Sumner y la familia de Spurrier funda la “Lancashire Steam Motor Company” en la ciudad de Leyland, al Noroeste de Inglaterra. El producto original de esta Compañía “una furgoneta a vapor de 1.5 toneladas de capacidad”, fue el comienzo de lo que sería la excelencia de la ingeniería y de la producción de los vehículos actuales de Leyland.

Al crecimiento gradual durante los primeros 20 años de existencia de la Compañía le siguieron aumentos importantes de producción y capacidad durante y después de la Primera Guerra Mundial.

En 1917 dieron carta blanca a su principal ingeniero Jon Godfrey Parry Thomas, para que creara el "coche perfecto" que pudiera competir con Rolls-Royce. Tres años más tarde, en 1920, se presentaba un automóvil de 8 cilindros y 6976cc, que fue mostrado en la demostración del motor de Olympia, y que se ofrecía al precio de 2500 libras. Tenía 4,8 metros de longitud y pesaba 1422 kilos. La prensa lo bautizó como "el león de Olympia".

Se construyeron aproximádamente 18 coches entre 1920 y 1922 y otro coche fue construido con repuestos en 1927.

En 1922, Thomas, con un modelo de dos plazas, cruzó Brooklands a una velocidad media de 104 mph.

J. Godfrey Parry Thomas dimitió de su cargo como principal ingeniero de motores de Leyland para desarrollar actividades empresariales própias. La despedida de Thomas fue amistosa y le proveyeron de varios chasis y una buena cantidad de repuestos.

Instalado en un garage/bungalow dentro los límites territoriales de Brooklands, Thomas empezó a desarrollar un coche de carreras y en 1923 alcanzó 8 primeros puestos, 4 segundos y 1 tercero en competiciónes.

En 1924 el coche se había convertido en nº 1 y estaba equipado con una divertida y aerodinámica carrocería Leyland-Thomas. Durante ese mismo año, Thomas utilizó ese coche para batir el record de velocidad de Brooklands muchas veces, fijándolo finalmente en 128mph para mejorarlo solamente otra vez en 1925 a 129mph.

En 1927, mientras intentaba batir el record del Mundo de velocidad en tierra en manos por aquel entonces de Malcolm Campbell, Thomas tuvo un accidente mortal al volcar su vólido.

Por el momento, y hasta que no hubiera pasado la depresión económica de los años 30, Leyland decidió que era más provechoso mantener la línea de camiones que la de coches deportivos.

Durante el transcurso de la Segunda Guerra Mundial e inmediatamente después, la Compañía, llamada entonces “Leyland Motor Ltd,” siguió abasteciendo a clientes civiles y militares, con los tanques “Centurión” y con una gama cada vez más extensa de vehículos.

Durante los siguientes 20 años la Compañía continuó expandiéndose y ampliando su producción, dominando en gran medida el mercado de autobuses en todo el Mundo, que la llevó a ser el quinto más grande productor de vehículos del Mundo.

La historia de este alto volumen de producción empezó en 1951 en que asumió el control de la fábrica de motores de Albion en Scotstoun, Glasgow.

Cuatro años más tarde, en 1955, la fábrica de camiones “Scammell” pasó a formar parte del Grupo Leyland, seguida en 1961 por la Standart-Triumph, y en 1967 por Rover (Rover, Land Rover y Alvis).

Durante los años 50 y especialmente en los años 60, el abaratamiento de las importaciones extranjeras provocó que muchas compañías de automóviles pequeñas fueran condenadas a la quiebra. Para minimizar este impacto económico, se constituyó en 1966 la “Leyland Motor Corporation” para la adquisición y absorción de esas compañías.

Durante 1967 y bajo la dirección y auspicio del Gobierno Británico, se fraguó la fusión de la “Leyland Motor Corporation” y la “British Motor Corporation” que también poseía otras marcas y fabricantes, para constituir una sola Compañía que dominó con eficacia la industria automovilística británica. Ese nuevo grupo se denominaría en 1968 “British Leyland Motor Corporation”, pero esto es ya otra historia.

Marcas resultantes de la fusión:

Por el Grupo BMC: Morris, MG, Wolseley, Riley, Austin, Austin-Healey, Vanden Plas, Jaguar y Daimler.

Por el Grupo LMC: Triumph, Rover y Land Rover.

Volvo

Volvo, uno de los grandes fabricantes de camiones. En esta categoría puede encontrar miniatura que replican los detalles de estos monstruos de las carretera.

Wester Star
El Cowboy sobrevive

Quedan tres años (a fecha 2017) para que la marca norteamericana Western Star celebre su cincuenta cumpleaños y si nada cambia la historia,  la “Estrella del Oeste” celebrará sus bodas de plata integrada en el consorcio Freightliner. Esta es la historia del “Cowboy”.

En 1967 la White Trucks (WT) creaba la marca Western Star como una nueva división de negocio. Su planta de producción estaba situada en Kelowna (Canadá) y la sede central estaba compartida con WT en Cleveland (Ohio). El objetivo era crear una línea de producto por y para los camioneros norteamericanos –denominados cowboys-, que destacara por su especial dureza y su adaptación a todo tipo de trabajos.

De esta forma los Western Star eran unos camiones nacidos en los territorios boscosos de la Columbia Británica, endurecidos en un mundo de leñadores en el exigente negocio de la madera y cuyo lema era “si un Western Star no puede, no puede nadie”.

Tras la quiebra de White Trucks la marca se reparte en dos partes. El grupo Volvo adquiere los activos ubicados en Estados Unidos, mientras que los activos canadienses, en particular la planta de Kelowna, la gama de productos y hasta el logotipo de la marca, son adquiridos por las empresas canadienses Servicios de Recursos Bow Valley (con sede en Calgary) y Nova Corp (radicada en Alberta).

En 1990 el magnate australiano Terry Peabody se decide a comprar la Western Star, que a su vez en 1996 adquiere la propiedad de la inglesa ERF, en un movimiento empresarial similar al que con anterioridad había realizado el grupo norteamericano Paccar con la también británica Foden.

Finalmente, en el año 2000 y por 490 millones de euros el consorcio DaimlerChrysler integra la Western Star en el conglomerado de marcas que componen Freightliner y Daimler Trucks NorthAmerica, trasladando su sede productiva a Portland (Oregón).

La fuerza de la unión

Sin romper con la tradición, ni abandonar su personalidad, la integración del “Cowboy” en Freightliner ha supuesto para Western Star el poder compartir una extensa oferta mecánica con un amplio rango de potencias, donde los clientes de la marca disponen de motores Detroit Diesel, Cummins y Mercedes Powertrain Bluetec.

Sin dejar en ningún momento los territorios de la Clase 8, divisa y estandarte de la marca, los modelos de Western Star van dirigidos comercialmente en dos direcciones concretas: Vocational (obras, grúas y servicios municipales) y Highway (transporte de ruta).

Los primeros responden a todas las necesidades del transporte especializado y de los servicios de construcción y municipales, lo que les convierte en herramientas de trabajo prácticamente irrompibles; mientras que los segundos se han diseñado para conformar los deseos de confort, aerodinámica y eficiencia energética del transporte de gran ruta.

por página
En existencias
8,99 €
Caged Cargo Hot Wheels - Track Stars 1/64 - 1:64
En existencias
8,99 €
Fuel & Fire Hot Wheels - Track Stars 1/64 - 1:64
En existencias
7,99 €
Camión Basura ManJoycity1:72 - 1/72
En existencias
34,99 €
Mercedes Benz 1113 reparto leche (vitrina rota) Ixo 1/43 - 1:43 Ver más escala 1:43 - 1/43  Ver más Camión...
En existencias
20,99 €
Camión Man TG New Ray 1:32 - 1/32 Ver más camiones a escala Más modelos a escala 1/32
En existencias
20,99 €
Camión Volvo FH-16New Ray1:32 - 1/32 Ver más camiones a escalaMás modelos a escala 1/32 
En existencias
20,99 €
Camión Iveco StralisNew Ray1:32 - 1/32 Ver más camiones a escalaMás modelos a escala 1/32 
En existencias
20,99 €
Camión Mercedes Benz ActrosNew Ray1:32 - 1/32 Ver más camiones a escalaMás modelos a escala 1/32 
Mostrando 1 - 12 de 64 items